Poemas de Lara Solórzano Damasceno (selección de Victoria Marín)




Nosotras, que por milenios navegamos buques

surcando mares invisibilizados.

Nosotras, que andamos descalzas por valles de ortiga,

que nos arrancaron el nombre del libro de historia,

del tratado científico, la biografía;

del manifiesto filosófico, nos amputaron la pluma;

y de las normas APA, la vagina.

Nosotras Emilia, Olimpia y María Isabel,

centuria después de centuria,

con lágrimas, sudor y devoción desenterramos los restos de nuestro sexo.

Nosotras, que para llevar alimento a tu vientre,

tuvimos que servirnos menos y comer frío.

Nosotras, la Alfarera, la Cazadora y la Pitonisa

que nos ves con regocijo perder y ganar,

ganar y perder parcelas de nuestra libertad,

venimos a decirte que el juego

de derivados de tu Santo Oficio se acabó.

Que el mar de desasosiego y hastío ya abrió sus ojos,

y nos lleva a tierras donde echar raíces y multitud de follaje.

Nosotras, Desobediencia, Insurrecta y Objeción,

a partir de ahora: existimos en la lengua y nadie nos escoge la ropa.

Y día a día, vida tras vida,

reescribiremos los mapas de navegación,

tus políticas

y el amor.





25 de noviembre

día de la mariposa insurgente


Si me matan...

Yo sacaré mis brazos de la tumba

y seré más fuerte.

Minerva Mirabal


Taxonomía


Heterobatmiodeas


Superfamilia de la orden lepidóptera


mariposas costureras


de día tejen, bordan, e hilan


viven del polen y juegan a tomar el té con las señoras de sociedad


Infraorden lepidoptera


suborden glossata


mariposas sublevadas


de noche andan de puntillas y fabrican bombas


envían notas clandestinas y se metamorfosean


Minerva, de intenso mirar


María Teresa, semblante luz


Patria, dignidad que camina

vuelan y revuelan por siempre

junto al ojo de agua que las vio crecer


Clado Ditrysia


mariposas vetadas de cantar y ejercer profesión

pero que en el conducto de cópula gestan la lucha ferviente

y de su oviducto brotan los frutos de un juramento:


Patria, acabar

Minerva, derrotar

María Teresa, vencer


linaje de animal herbívoro

gracias por no quedarte en la granja.





Las Compositoras


En la mañana de la vida

cuando quise asomarme al piano

me quebraste los dedos

uno a uno los partiste

pero seguí tocando


Pues, no acepto de este mundo el juicio

ni de tus valores el castigo

ni de lo que me imponés pretendidos privilegios


Y en el gris amoratado de la tarde

cuando quise adentrarme en la Radio Nacional

firmaste tu nombre en mi sinfonía

pero yo seguí componiendo

armonías densas

óperas vastas


Por eso, no acepto de este mundo el juicio

ni de tus valores el castigo

ni de lo que me imponés pretendidos privilegios


En las contrariedades de la noche

cuando me amabas a ratos

y quise irme de gira con la orquesta

me obligaste a parirte hijes

Pero el mayor se llamó Polka

La del medio, Vals;y el pequeño, Tango.


Y ya en los chubascos de la madrugada

todes saben quién fui y soy

mi música palpita en los atriles de las filarmónicas

en los salones de las discos

y en preciosos escondrijos


Porque nunca acepté de este mundo el juicio

ni de tus valores el castigo

ni de lo que te empeñaste en imponerme, pretendidos privilegios





Lara Solórzano Damasceno nació en Minas Gerais, Brasil, un 30 de noviembre de 1976. Su familia se radicó en Costa Rica desde su infancia, y así mismo ha vivido y pasado temporadas en otros países tales como Eslovaquia, Francia e Inglaterra. Además de dedicarse a la poesía, es intérprete y traductora políglota, y docente en la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad de Costa Rica donde imparte cursos de portugués. Es integrante del Taller Literario Don Chico desde el año 2000, fue integrante del Grupo Literario Representativo de la Universidad Nacional (2008-2010) y asistió a los cursos Poetry Taster y Writing for Film Scripts del Leicester AE College en el Reino Unido (2006). Ha publicado libros de carácter educativo con la Asociación Libros para Todos y crónicas de viaje que pueden ser leídas en línea en la página de ViceVersa Magazine: https://www.viceversa-mag.com