Tres poemas para comenzar a conocer a Cora Coralina, de Lara Solórzano Damasceno




Conozcamos a Cora Coralina, la poeta sin hora para publicar, pero con urgencia para escribir. Escritora en clandestinidad, dulcera con apremio. Así podríamos describir de forma brevísima a la poeta y cuentista brasileña Anna Lins dos Guimarães Peixoto Bretas, más conocida por su seudónimo Cora Coralina, y sin ánimos de transformar su historia en un discurso reduccionista y meritócrata, como suele hacerse en ciertos círculos, sí es cierto que no puede hablarse de ella sin mencionar las dificultades que atravesó y que muy a pesar de las mismas llegó a ser una de las poetas brasileñas más importantes del siglo XX. Sin ninguna educación formal llegó a recibir un Doctorado Honoris Causa en 1983 por parte de la Universidad Federal de Goiás y en 1984 fue elegida como intelectual del año, siendo la primera mujer en recibir ese galardón desde su creación en 1963.


Ella nace y crece en la ciudad de Goiás en 1889, en una casa de estilo barroco 1 al lado del Ponte Velho (puente viejo) en las márgenes del Rio Vermelho (río rojo) y ciudad donde comenzó su obra poética siendo una adolescente de catorce años, aunque su primer libro solo llega a verse publicado a vísperas de cumplir los setenta y cinco años de edad. Su obra ha sido catalogada de poesía epilírica o epilírico-dramática razón por la cual hay quienes la consideren más prosista que poeta.


Cuando decimos al inicio “sin hora para publicar”, o “escritora en la clandestinidad”, se debe a que su esposo, con quien se casó por causa de la difícil condición económica, era un hombre en extremo celoso al que no le agradaba que ella escribiera y le prohibía publicar. De modo que, Cora Coralina tenía que escribir en secreto eludiendo la ley marcial del patriarca de la casa. Lamentablemente no es la primera escritora y no será la última escritora en la historia de la humanidad en tener que sobrevivir al estado de excepción en la patria doméstica. Decimos también “dulcera con apremio” pues pasaba horas internada en la cocina cocinando ajeno y sobre todo haciendo dulces para vender y poder ganarse el sustento para ella y los cuatro hijos que habían sobrevivido. Y “urgencia para escribir” pues apenas terminaba preparar las tandas de dulces se sentaba a escribir entre bandejas de higos rellenos, pastel de arrurruz, pastel de nueces, dulce de chayote, frutas cristalizadas, y en general un sinfín de sabores y olores que perfumaban sus sencillas pero poderosas letras.


A pesar de su escasa escolaridad Cora Coralina comienza a publicar un texto aquí, otro por allá en los periódicos locales y frecuenta asiduamente las tertulias literarias goianas. Entre los 16 y 21 años de edad ya sobresale en su pueblo como escritora, declamadora, conferencista y periodista. Su impronta es la cotidianidad (sin romantización, ni misticismos) y el lenguaje coloquial, temas pertenecientes al olvido poético hasta ese entonces en la literatura brasileña, lo que convierte su obra en un proyecto distinto y deliberado:


En Cora se observa el acostumbrado castigo de llevar un pedazo de plato quebrado amarrado al cuello de los niños y el uso de la palmatoria para disciplinar, se ve como se castigaba a las prostitutas obligándolas a rapar sus cabezas y a deshierbar las plazas, se observa el papel de la Iglesia y las familias en el intento de disciplinar los cuerpos; vemos transmitido el patrimonio inmaterial. Muchos de sus textos traen temas no abordados por la historiografía goiana, como el día a día de mujeres, ancianos y niños, las costumbres del interior brasileño, las relaciones entre mujeres libres y cautivas, jóvenes y ancianas, familias adineradas y familias anónimas.2,3

Sin más preámbulos vamos a adentrarnos en algunos textos de una poeta en quién el menos preciado vocablo prójimo gana vida y sentido, no solo por sus versos donde se difumina la frontera entre el Yo y la otredad. Debo admitir que la traducción que ofrezco aquí, de estos tres poemas de Cora Coralina (en realidad dos poemas y una crónica), es libre y precipitada, razón por lo cual no es definitiva; y razón por la cual recelo no hacerle justicia. En todo caso la versión original en portugués también la he incluido para que ustedes que me leen puedan comparar. La traducción de poesía es quizás uno de las ramas más complejas de la traducción y en el caso de Cora Coralina especialmente por el léxico que describe aspectos tan regionales y al mismo tiempo conceptos tan universales como se aprecia el poema Todas As Vidas.


Mulher da Vida 4


Mulher da Vida,

Minha irmã.

De todos os tempos.

De todos os povos.

De todas as latitudes.

Ela vem do fundo imemorial das idades

e carrega a carga pesada

dos mais torpes sinônimos,

apelidos e ápodos:

Mulher da zona,

Mulher da rua,

Mulher perdida,

Mulher à toa.

Mulher da vida,

Minha irmã.




Mujer de la Vida


Mujer de la Vida,

Hermana mía.

De todos los tiempos.

De todos los pueblos.

De todas las latitudes.

Viene de la hondura inmemorial de las edades

y lleva una carga pesada

los más torpes sinónimos,

sobrenombres y apodos:

Mujer de la zona,

Mujer de la calle,

Mujer perdida,

Mujer sin rumbo.

Mujer de la Vida,

Hermana mía.





Todas as Vidas


Vive dentro de mim

uma cabocla velha

de mau-olhado,

acocorada ao pé

do borralho,

olhando para o fogo.

Benze quebranto.

Bota feitiço…

Ogum. Orixá.

Macumba, terreiro.

Ogã, pai-de-santo…

Vive dentro de mim

a lavadeira

do Rio Vermelho.

Seu cheiro gostoso

d’água e sabão.

Rodilha de pano.

Trouxa de roupa,

pedra de anil.

Sua coroa verde

de São-caetano.

Vive dentro de mim

a mulher cozinheira.

Pimenta e cebola.

Quitute bem feito.

Panela de barro.

Taipa de lenha.

Cozinha antiga

toda pretinha.

Bem cacheada de picumã.

Pedra pontuda.

Cumbuco de coco.

Pisando alho-sal.

Vive dentro de mim

a mulher do povo.

Bem proletária.

Bem linguaruda,

desabusada,

sem preconceitos,

de casca-grossa,

de chinelinha,

e filharada.

Vive dentro de mim

a mulher roceira.

-Enxerto de terra,

Trabalhadeira.

Madrugadeira.

Analfabeta.

De pé no chão.

Bem parideira.

Bem criadeira.

Seus doze filhos,

Seus vinte netos.

Vive dentro de mim

a mulher da vida.

Minha irmãzinha…

tão desprezada,

tão murmurada…

Fingindo ser alegre

seu triste fado.

Todas as vidas

dentro de mim:

Na minha vida –

a vida mera

das obscuras!





Todas las Vidas


Vive dentro de mí

Una cabocla vieja

De mal de ojo

Acuclillada al pie

Del rescoldo,

Mirando al fuego.

Bendice quebrantos.

Realiza hechizos…

Ogum. Orixá.

Macumba, terreiro.

Ogã, pai-de- santo… 5

Vive dentro de mi

La Lavandera

Del Río Vermelho

Su olor agradable

De agua y jabón

Rodilha 6 de tela.

Fardo de ropa,

jabón azul.

Su corona verde

De San Cayetano

Vive dentro de mí

La mujer cocinera

Pimienta y cebolla.

Bocadillos bien hechos.

Ollas de barro.

Fogón de leña.

Cocina antigua

negrita, negrita.

Bien rizosa de ceniza y polvo.

Piedra puntiaguda.

Plato hondo de coco.

Ajo y sal en el mortero.

Vive dentro de mí

la mujer del pueblo.

Bien proletaria,

Bien lengua larga,

Descarada,

Sin prejuicios,

Maleducada,

De chancletitas

Y marimba de hijos.

Vive dentro de mi

la mujer del campo.

Injerto de tierra,

Trabajadora.

Madrugadora

Analfabeta.

Pie a ras del suelo.

Buena paridora.

Buena cridora.

Sus doce hijos.

Sus veinte nietos.

Vive dentro de mí

la mujer de la vida.

Mi hermanita…

Tan despreciada,

Tan murmurada,

Fingiendo ser alegre

su triste fado.

Todas las vidas

Dentro de mí:

En mi vida-

mera vida

entre las más oscuras.





Barco sem Rumo 7


Há muitos anos, no fim da última guerra, mais para o ano de 1945, diziam os jornais de um navio fantasma percorrendo os mares e procurando um porto. Sua única identificação: – drapejava no alto mastro uma bandeira branca. Levava sua carga humana. Salvados de guerra e de uma só raça. Incerto e sem destino, todos os portos se negaram a recebê-lo. Acompanhando pelo noticiário do tempo o drama daquele barco, mentalmente e emocionalmente eu arvorava em cada porto do meu País uma bandeira de Paz e escrevia em letras de diamantes: Desce aqui. Aceita esta bandeira que te acolhe fraterna e amiga. Convive com o meu povo pobre. Compreende e procura ser compreendido. Come com ele o pão da fraternidade e bebe a água pura da esperança. Aguarda tempos novos para todos. Não subestimes nossa ignorância e pobreza. Aceita com humildade o que te oferecemos: terra generosa e trabalho fácil. Reparte com quem te recebe teu saber milenar, Judeu, meu irmão.




Barcos sin rumbo


Hace muchos años al final de la última guerra, por ahí del año 1945, decían los periódicos que un navío fantasma bogaba por los mareas en busca de puerto. Su única identificación: - una bandera blanca ondeando en su mástil. Traía carga humana. Sobrevivientes de la guerra y de solo una raza. Sin certezas y sin destino, todos los puertos se negaron a recibirlo. Los noticieros daban cobertura al drama de aquel barco, al cual yo mental y emocionalmente le plantaba una bandera de la Paz en cada puerto de mi País y escribía en letras de diamantes: Bájense aquí. Acepta esta bandera que te acoge fraterna y amiga. Convive con mi pueblo pobre que comprende y busca ser comprendido. Come con él el pan de la fraternidad y bebe el agua pura de la esperanza. Nos aguardan tiempos nuevos a todos. No nos subestimes por nuestra ignorancia y pobreza. Acepta con humildad lo que te ofrecemos: tierra generosa y trabajo fácil. Reparte entre quienes reciben tu saber milenario, Judío, mi hermano.

1 La mención de la casa es importante pues la misma se transforma en una entidad o personaje vital, la casa es testigo de sus vivencias, pero también vive sus vivencias. Cuando Cora Coralina nació, la casa otrora suntuosa, estaba entrando en un periodo de deterior. Sin embargo, fue allí donde más poetizó y ficcionó. La casa hoy en día es un museo compuesto de objetos personales, manuscritos, hemeroteca, fotografías, correspondencia, menaje del hogar, libros y más: https://goo.gl/maps/WVhT5ip6vfZxe26k9


2 Este párrafo que describe con acierto lo que más se observa en la obra de Cora Coralina. La línea inicial hace referencia al castigo que se le aplicaba a los niños y niñas de su época que consistía en llevar amarrado al cuello un pedazo del plato, vaso o florero quebrado, castigo que le fue aplicado a ella misma. Su poema O Prato Azul Pombinho cuenta esa anécdota y en una nota cuenta por aparte cuenta de la tragedia que terminó con tan absurda, humillante y peligrosa práctica. Una niña tuvo que morir pues la mandaron a dormir con todo y el pedazo del quebrado de la tapa del platito de loza que había quebrado por accidente, el mismo le cortó el cuello mientras dormía. (s.f.)Gomes, Marlene. Coralina: Reconstrução Poética da Memória. Universidade Estadual de Goiás.


3 Extracto traducido libremente por mi persona del artículo de Clovis Carvalho “A estética dos becos em Cora Coralina ou “Um modo diferente de contar velhas estórias” encontrado en la revista brasiliense Estudos de Literatura Brasileira Contemporânea, p 113 segundo semestre de 2013.


4 Poema que escribió en homenaje al Año Internacional de la Mujer en 1975.


5 De Ogum a pai-de-santo son todos términos pertenecientes al candomblé, religión de matriz africana cuya práctica es muy difundida en Brasil.


6 Paño que se retuerce y se pone sobre la cabeza para que sirva de apoyo para transporta objetos en la cabeza, me fue imposible encontrar el término apropiado en castellano.

7 Esta texto que puede considerarse más como una pequeña crónica y que es menos sofisticado a nivel de técnica, es considerado de suma relevancia pues sensibiliza sobre el drama que vivían las personas refugiadas de aquel entonces que es el mismo que viven las de hoy en día. Fue publicado en 1976 en el libro: Meu Livro de Cordel.



Lara Solórzano Damasceno nació en Minas Gerais, Brasil, un 30 de noviembre de 1976. Su familia se radicó en Costa Rica desde su infancia, y así mismo ha vivido y pasado temporadas en otros países tales como Eslovaquia, Francia e Inglaterra. Además de dedicarse a la poesía, es intérprete y traductora políglota, y docente en la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad de Costa Rica donde imparte cursos de portugués. Es integrante del Taller Literario Don Chico desde el año 2000, fue integrante del Grupo Literario Representativo de la Universidad Nacional (2008-2010) y asistió a los cursos Poetry Taster y Writing for Film Scripts del Leicester AE College en el Reino Unido (2006). Ha publicado libros de carácter educativo con la Asociación Libros para Todos y crónicas de viaje que pueden ser leídas en línea en la página de ViceVersa Magazine: https://www.viceversa-mag.com